Ferrari colocó a Mick Schumacher en el equipo cliente Haas para ayudarlos a evaluar su potencial de ascenso al equipo oficial de Fórmula 1 en el futuro, de acuerdo a lo manifestado por el jefe de la Scuderia, Mattia Binotto.

La estrella de Schumacher sigue aumentando después de que consiguiera el título de Fórmula 2 el año pasado, lo que se suma a su victoria en la serie europea F3 de 2018. El alemán firmó un contrato de varios años con el equipo estadounidense Haas, a partir de esta temporada, y será compañero de Nikita Mazepin.

El joven de 21 años es miembro de la Ferrari Driver Academy (FDA), que lo involucró en sumergirse en el famoso equipo rojo y al mismo tiempo darle la oportunidad de probar la maquinaria de F1, más recientemente la semana pasada en Fiorano cuando condujo un SF-71H de especificaciones 2018.

Así las cosas, el propio Binotto fue quien se pronunció al respecto. «Mick Schumacher será uno de los pilotos de Haas este año, lo que para nosotros es una gran oportunidad, mostrando la solidez de la colaboración que tenemos. Mick es parte de nuestra FDA y el programa de la FDA no está ahí para desarrollar pilotos para la F1, sino para desarrollar pilotos que algún día puedan manejar un asiento de Ferrari, un auto rojo», remarcó.

«Cuando pasas de la F2 y pasas a la F1, el primer año no puede ser directamente un coche rojo porque sería demasiada responsabilidad y no tener suficiente experiencia. Entonces, saber que tenemos equipos de clientes o socios con los que podemos contar para continuar desarrollando nuestros pilotos en la F1 es un elemento importante», amplió Binotto.

La estrategia de pilotos de Ferrari cambió recientemente, ya que la casa de Maranello tiene su alineación más joven desde 1968 con Charles Leclerc y Carlos Sainz esta temporada.

Su Academia también goza de buena salud, con Schumacher acompañado por el subcampeón de F2 del año pasado, Callum Illot, que cumplirá con los deberes de piloto de pruebas de Ferrari este año, incluida la conducción en algunas sesiones de FP1, y Robert Shwartzman, que se encuentra entre los favoritos al título para la F2 de este año.

Y como si fuera poco, continúan apoyando a Antonio Giovinazzi en la F1, habiéndolo colocado en Alfa Romeo desde 2019, lo que significa que hay cuatro pilotos respaldados por Ferrari en la categoría.

S.B

Compartir