Si algún título le faltaba al séptuple campeón mundial de la Fórmula 1, Lewis Hamilton, era del de Caballero, con el que fue nombrado por la Reina Isabel II.

Un reconocimiento «merecido» dijo  Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes con el que aún no renovó su contrato, al referirse al que otorga la Casa Real británica a políticos, artistas y servidores públicos. Hamilton es el sexto piloto de la historia en recibir el título de «Sir» y se suma a una lista de viejas glorias de la categoría como Stirling Moss y Jackie Stewart.

«Lewis es uno de los mejores pilotos de todos los tiempos y el deportista británico más exitoso de su época», aseguró Wolff en el sitio oficial de equipo alemán. «El Reino Unido puede estar muy orgulloso de tener un campeón y embajador del calibre de Sir Lewis Hamilton», agregó.

Para algunos se trata de un reconocimiento tardío que no recibió antes por una cuestión tributaria dado que, al residir en el Principado de Mónaco, Hamilton eludió pagar impuestos.

En un año signado por la pandemia, los héroes anónimos fueron los médicos, enfermeras y personal sanitario que combatió contra la enfermedad y la muerte en primera línea. Hamilton no sólo se destacó por seguir batiendo todos los récords en la Fórmula 1, sino por su compromiso con las causas contra al racismo y con el movimiento Black Lives Matter. Siendo el único piloto negro en la máxima categoría, el británico se convirtió en abanderado de la causa contra la discriminación y en favor de una mayor inclusión.
PC-E:F1-Hamilton

Compartir