Los resultados de la investigación que inició la FIA en torno al grave accidente que sufrió el francés Romain Grosjean en el Gran Premio de Bahrein de Fórmula 1 el domingo se conocerán en un lapso de entre seis y ocho semanas, informó hoy la entidad.

El incidente en el que el Haas que comandaba el piloto galo se partió literalmente en dos antes de incendiarse abre nuevos interrogantes en torno a la seguridad a pesar de que Grosjean, que recibió el alta médica en la víspera, sufrió sólo quemaduras leves.

«Con tantos datos a disposición podremos determinar con precisión cada detalle de lo ocurrido. Es un proceso riguroso que ya comenzó y nos permitirá dilucidar exactamente qué fue lo que sucedió», explicó Adam Baker, director de seguridad de la FIA «Hacía tiempo que no veíamos algo así. La rotura de las barreras de contención es una cuestión muy importante porque normalmente tiene efectos fatales para los pilotos», dijo por su parte el director deportivo de la Fórmula 1, Ross Brawn.

En el mismo circuito de Sakhir se correrá este fin de semana el segundo de dos Grandes Premios de seguridad y tras lo sucedido con Grosjean se adoptaron nuevas medidas de seguridad que incluyen la colocación de otras dos filas de neumáticos frente a las barreras de contención reconstruidas en la curva tres.
P.A-E:F1

Compartir