Romain Grosjean recibió este miércoles el alta luego de las lesiones sufridas en el brutal accidente del Gran Premio de Bahrein de la Fórmula 1 del domingo.

Grosjean sufrió quemaduras en el dorso de sus manos en un espeluznante accidente en la primera vuelta del GP de Bahrein, que le hizo chocar contra la barrera a 221 kilómetros por hora, registrando una desaceleración de más de 50G. El francés fue evacuado al Hospital de las Fuerzas Armadas de Bahrein después de escapar del incendio y pasar por el centro médico, y se sospechó que se hubiera roto una costilla en el accidente.

Sin embargo, las radiografías posteriores mostraron que el piloto de 34 años no había sufrido ninguna fractura, lo que implicó que sólo necesitó tratamiento para las quemaduras de sus manos. Grosjean debía haber recibido el alta del hospital el martes, pero se decidió que permaneciese internado una noche más.

El galo publicó una foto en sus redes sociales, donde se evidencia su recuperación. «Mi mano derecha esta mañana. La felicidad que tuve cuando me dijeron que ya no necesitaba el vendaje completo y que podía usar mi dedo fue enorme. Casi lloro. Una victoria en mi camino hacia la recuperación», explicó.

Haas anunció este miércoles por la mañana que Grosjean ya salió del hospital, pero que permanecerá en Bahrein para someterse a un nuevo tratamiento privado para las quemaduras. «El piloto del equipo de F1 de Haas, Romain Grosjean, fue dado de alta del hospital de las Fuerzas Armadas de Bahrein (BDF) a las 10.30 de la mañana, hora local, este miércoles», se lee en el comunicado.

«Grosjean pasó tres noches en el hospital tras el accidente del domingo en el Gran Premio de Bahrein. Grosjean continuará con el tratamiento privado de las quemaduras sufridas en el dorso de sus manos y permanecerá en Bahrein por el momento. En nombre de Romain Grosjean y de todo el equipo Haas F1, extendemos nuestro agradecimiento a todos los que le han atendido en el Hospital BDF», amplía el informe.

De esta manera, Grosjean se perderá el Gran Premio de Sakhir de este fin de semana en Bahrein debido a sus lesiones, y su lugar en Haas será ocupado por el piloto de reserva, Pietro Fittipaldi. Pero el francés sigue teniendo la esperanza de volver para el final de temporada en Abu Dhabi el 13 de diciembre, y Haas tomará una decisión en función de su estado a principios de la próxima semana.

«Hablé con él ayer sobre ello, realmente quiere estar en Abu Dhabi. Pero le dije, ‘trata de mejorar, hablaremos el domingo o el lunes, digamos, veremos cómo te sientes, si es factible. Pietro está aquí, Romain está aquí, sólo tenemos que ver cómo se siente, así que no tengo apuro por decidir qué hacer, o qué se necesita. Depende de su salud», comentó el director de Haas, Gunther Steiner.

S.B

Compartir