Si bien el andar general de su Renault Clio se mantuvo dentro de los parámetros esperados, el desenlace del paso de Marcelo García por el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires dejó consecuencias sobre su unidad, sin haber protagonizado fuertes incidencias pero siendo suficientes para tener que llevar el auto al chapista sumado a otra serie de cambios que está previsto se lleven adelante.

Por estos días, el auto se encuentra en el chapista practicando una serie de mejoras vinculadas a los golpes de la última fecha doble, sorteado ello se llevarán adelante cambios y reparaciones en el eje trasero y un repaso en los amortiguadores, previendo que estas tareas se extiendan hasta la semana venidera, cuando ya se contará con el vehículo a disposición para encarar el cierre de la temporada en Olavarría.

«En la última fecha sufrimos daños de chapa y en el eje trasero del Renault Clio, allí se están centrando los trabajos para llegar en las mejores condiciones posibles a Olavarría e intentar surgir en la zona de puntos en ambas finales», indicó García al respecto.

S.B

Compartir