Se espera que el francés Romain Grosjean (Haas), víctima de un terrible accidente durante el GP de Bahrein de F1 del domingo, sea dado de alta del hospital este martes, según anunció su equipo en un comunicado hoy  lunes.

Grosjean “continúa  internado  en el hospital de Bahrein, donde pasó la noche”, dijo el  equipo estadounidense. “El tratamiento de sus quemaduras en el dorso de las manos va bien». Él recibió la visita del  team principal del equipo, Guenther Steiner, hoy  lunes y está previsto que salga del hospital el martes.

Su Haas, que se salió de la pista debido a un golpe  que recibio justo después del comienzo de la carrera, quedó cortado por la mitad y se incendió después de chocar con las barreras de seguridad a 220 km/h en la salida de la curva 3.

El piloto franco-suizo pudo salir de la “celda de supervivencia” y  de la cabina reforzada o cockpit de su coche de F1,  28 segundos después del impacto y se alejó del fuego, asistido por el personal médico del circuito y del GP, antes de ser llevado en ambulancia al centro del circuito y luego al hospital en helicóptero.
E:F1-Haas.

Compartir