Kevin Magnussen está a un paso de sumarse al Chip Ganassi Racing con un Cadillac y cambiará la Fórmula 1 por el IMSA para la temporada 2021. Motorsport informó que el danés de 28 años será uno de los pilotos del Cadillac DPi-V.R de Ganassi en el IMSA WeatherTech SportsCar Championship.

El futuro de Magnussen había sido objeto de muchas especulaciones desde que se anunció su salida del equipo Haas el mes pasado. Su padre, Jan, un habitual de la resistencia y que guía la carrera de su hijo, lo aconsejó que buscara oportunidades en la IndyCar y el WEC.

Sin embargo, el «año de transición» del WEC antes de la introducción de los Hypercars, no ofreció a Magnussen una oportunidad suficientemente atractiva en la escena europea de los coches deportivos. Aunque contactó con todos los equipos de la IndyCar con un asiento libre excepto uno, la mayoría de los propietarios estaban buscando un piloto que pudiera aportar dinero.

Esto dejó a Magnussen sin opciones, ya que su patrocinador personal Jack & Jones –la empresa de ropa danesa– tiene una presencia insignificante en Estados Unidos, y su matriz canadiense, Bestseller, se declaró en bancarrota el verano pasado.

Kevin Magnussen fue campeón de la Fórmula Renault 3.5 Series en 2013 y debutó en la F1 con McLaren en 2014, finalizando segundo en su estreno en el Gran Premio de Australia. Esa temporada terminó 11 veces más entre los 10 primeros y se clasificó 11º en el campeonato. Sin embargo, el equipo lo nombró piloto reserva en 2015 cuando fichó a Fernando Alonso, y a finales de año se marchó. Tras un difícil 2016 con Renault, en 2017 fue contratado por el equipo Haas, con quienes un año después completó su mejor temporada en la que finalizó noveno.

Motorsport también pudo saber que Renger van der Zande será confirmado como el segundo piloto de Ganassi tras su salida de Wayne Taylor Racing. El neerlandés de 34 años ya ganó las 24 horas de Daytona y Petit Le Mans con el Cadillac del equipo.

El seis veces campeón de la IndyCar con Ganassi, Scott Dixon, se unirá a Magnussen y Van der Zande en las cuatro fechas de resistencia del IMSA: las 24 horas de Daytona, las 12 horas de Sebring, las 6 horas de Watkins Glen y Petit Le Mans.

Ganassi estuvo ausente de la serie IMSA en 2020 tras la conclusión de su exitoso programa en sociedad con Ford en la categoría GTLM con quienes consiguió 11 victorias, incluidas dos en las 24 Horas de Daytona y seis en el Campeonato Mundial de Resistencia donde figura una en las 24 Horas de Le Mans.

Sin embargo, este anuncio vuelve a colocar a Ganassi en la categoría principal dentro de IMSA, donde ha conseguido 53 victorias en la categoría de prototipos, entre ellas seis en la carrera de Daytona. «Estamos ansiosos por volver a IMSA y luchar por la victoria general después de varios años compitiendo en la clase GTLM», sostuvo el propietario del equipo Chip Ganassi.
S.B

Compartir