Por primera vez en la historia de MotoGP, la categoría reina competirá en Portimão, Portugal, este fin de semana para celebrar la última fecha del campeonato. El último Gran Premio del año es muy especial para el Red Bull KTM Tech3, sobre todo para el local Miguel Oliveira, quien correrá con su KTM RC16 por primera vez en su territorio nacional. Después de conseguir su tercer resultado en el Top 6 el pasado domingo en Valencia, el portugués está muy motivado para concluir la temporada y su aventura con el Red Bull KTM Tech3 con otro gran resultado.

Al mismo tiempo, su compañero, Iker Lecuona, no podrá participar en la ronda final, ya que la semana pasada dio positivo en COVID-19 a su llegada al Circuit Ricardo Tormo. Por lo tanto, el piloto de pruebas de KTM, Mika Kallio, estará en el Autódromo Internacional del Algarve para relevar al rookie español. El probador finlandés regresará al MotoGP después de haber sido nombrado piloto sustituto de Red Bull KTM durante la segunda mitad de 2019 para tomar el testigo de Johann Zarco.

«En primer lugar, no es una situación fácil para el equipo y para Iker. Siento que tenga que saltarse también esta carrera. Por lo tanto, me subiré a la moto, lo cual no es tan fácil de momento, porque no he estado sobre la moto demasiado a menudo este año. Obviamente, va a ser interesante ver cuál es mi velocidad y cómo puedo aprender la nueva pista y muchas otras cosas. Es un gran desafío y vamos a hacer todo lo mejor posible», expresó Kallio al respecto.

S.B

Compartir