Como pocas veces ha ocurrido, la vuelta a las pistas de distintos pilotos se mantiene como una constante, siendo este el caso de Juan Kreitz, quien tiene todo encaminado para volver a la actividad a bordo del Nissan March que atiende el Antolin Competición y que ya se encuentra en condiciones para el retorno a la Clase 3 del Turismo Pista.

Como todo regreso, el propio piloto de Villalonga reconoce que los primeros ensayos del viernes serán claves para retomar confianza e ir afianzándose en la idea de poder ser protagonista dentro de la divisional mayor, lo cual se ha propuesto para esta vuelta a la actividad apoyándose en los antecedentes inmediatos que le permitieron surgir entre los destacados durante las últimas fechas.

«Regresamos sin grandes cambios y con la confianza intacta de poder llevar el auto a los primeros planos. Sabemos que para nosotros será el regreso luego de bastante tiempo y ello genera una ansiedad extra que trataremos de capitalizar del mejor modo posible», afirmó Kreitz al respecto.

S.B

Compartir