A diferencia de la mayor parte de pilotos, Daniel Lestard fue uno de aquellos que no pudieron terminar de cerrar su presencia en la pasada competencia, extendiendo de esta forma a ocho meses el parate deportivo a causa de la pandemia del coronavirus. De esta manera, el salteño pondrá punto final a esta espera dentro de diez días, cuando se pongan nuevamente los motores en marcha para el Turismo Pista.

La presencia de Lestard tendrá un doble condimento, ya que no sólo se trata del regreso a las pistas sino también de la chance de llevar adelante el retorno sobre un flamante Toyota Etios con el que cuenta el equipo de Luis Gerstner y que, de este modo, sumará los primeros kilómetros de forma oficial. En cuanto a los motores, se encuentran a cargo de Juan Di Fazio.

«Regresamos al Turismo Pista con la meta de siempre de ir creciendo acorde transcurra la actividad. En este caso llegamos con una cuota de confianza extra, ya que estrenaremos auto y creemos que se pueda dar el salto de rendimiento que estamos buscando para tratar de crecer en protagonismo», manifestó Daniel Lestard al respecto.

S.B

Compartir