Ducati anunció que Enea Bastianini y Luca Marini debutarán en el MotoGP la temporada que viene con el equipo Esponsorama Avintia, circunstancia que dejará sin moto a Tito Rabat.

El hecho de que el acuerdo entre la estructura de Raúl Romero y Dorna, el promotor del campeonato, expire a finales de 2021 generó que tanto Bastianini como Marini hayan podido firmar un contrato de un sólo año de duración, los dos directamente con Ducati, a la espera del movimiento de asientos y equipos que se prevé con vistas a 2022.

Ambos pilotos se están jugando actualmente el título de Moto2. A dos fechas del final del certamen, Bastiani lidera el campeonato con 184 puntos, por delante del británico Sam Lowes (178) y del propio Marini (165).

Estas incorporaciones supondrán el adiós al campeonato de Rabat, campeón del mundo de Moto2 en 2014 y que cuando finalice el curso habrá competido en la categoría de las motos pesadas a lo largo de cinco años; los dos primeros con Honda (2016 y 2017), y los tres últimos con Ducati (2018, 2019 y 2020).

Hace unas semanas, Romero reconoció a Motorsport que contaba con dos motos para los tres candidatos que tenía, por más que la coyuntura dejaba a Rabat como el más débil de los tres. Sobre todo si tenemos en cuenta que Bastianini fue una apuesta directa de Ducati y que Marini está respaldado por el músculo del VR46, la compañía de su hermano, Valentino Rossi, que tiene todos los números para hacerse con las dos plazas de Esponsorama en 2022.

De esta manera se cierra así uno de los últimos interrogantes que todavía quedaban por resolver acerca de la configuración de la grilla del próximo ejercicio, a la espera que en algo más de una semana se conozca la resolución del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que dictaminará si Andrea Iannone puede correr con Aprilia, o no.

«Correr en MotoGP es un sueño, y estoy muy contento de poder hacerlo con Ducati, marca de la que soy un gran fan desde los tiempos de mi ídolo, Casey Stoner», aseguró Bastianini, nacido en Rimini hace 22 años.

Por su parte, Marini también se manifestó al respecto. «Tener la gran oportunidad de correr en MotoGP en 2021 es un sueño y el deseo que tenemos todos los pilotos desde pequeños. En estos años con el Sky Racing Team VR46 acumulé mucha experiencia y gracias a ellos crecí y logré mis primeros resultados importantes», sostuvo el oriundo de Urbino, de 23 años.

«Este año, el equipo de Raúl demostró haber alcanzado un nivel muy alto de profesionalidad y, gracias al renovado apoyo técnico que le daremos al equipo de Andorra también en 2021, estamos seguros que apoyarán a Enea y Luca de la mejor manera en su primera temporada en la máxima categoría», expresó Gigi Dall’Igna, Director General de Ducati.

S.B

Compartir