El equipo Monster Energy Yamaha MotoGP eligió a Garrett Gerloff, del equipo GRT Yamaha, como sustituto provisional de Valentino Rossi. El estadounidense competiría en el GP de Europa en caso de que Rossi no llegara a tiempo de obtener dos PCR negativos antes de la disputa del GP.

Cabe recordar que el nueve veces Campeón del Mundo dio positivo por Covid-19 hace unas semanas y eso le impidió participar en las dos últimas citas del Mundial disputadas en Motorland Aragón. El último test PCR de Valentino fue el martes 3 de noviembre y salió positivo.

Sergún anunció Yamaha, el piloto italiano se realizará hoy miércoles una nueva prueba y, en caso de que fuera negativo, tendría tiempo suficiente para hacerse un segundo PCR y llegar a tiempo a Valencia para disputar el GP de Europa.

Por su parte, Gerloff compitió durante la mayor parte de la última década en Estados Unidos, con éxito sostenido en los diferentes campeonatos por los que pasó. Después de cosechar múltiples trofeos y victorias en el Campeonato Nacional WERA y el Campeonato Daytona Sportbike, Gerloff aterrizó en la categoría Supersport de MotoAmerica en 2015, terminando tercero en su primera campaña. Lo haría mejor en 2016, al conseguir el título de la categoría, y nuevamente en 2017, cuando se convirtió en doble campeón a la edad de 22 años.

Este éxito le valió su ascenso a la categoría Superbike de MotoAmerica en 2018, en el equipo de fábrica de Yamaha. Gerloff gestionó admirablemente el obligado proceso de aprendizaje en esta nueva cilindrada, y cosechó cinco podios en su camino hacia el quinto puesto en la clasificación para completar su campaña como debutante. Pero fue en su segunda temporada cuando Gerloff realmente brilló. Cuatro victorias y otros 11 podios en 20 carreras fueron suficientes para alcanzar el tercer puesto en la clasificación final de 2019, a solo 51 puntos del campeón.

El estadounidense vio que ése era el momento perfecto para dar el paso al escenario mundial. El equipo GRT Yamaha apoyado por la fábrica japonesa le ofreció a él y a su compañero Federico Caricasulo un paquete muy sólido para disputar la temporada 2020 en World Superbike, y él la ha aprovechado muy bien: En su campaña como debutante en el escenario mundial, el texano de 25 años ha logrado tres podios durante 2020, el primero en el Circuit de Barcelona- Catalunya y los otros dos en la ronda de Estoril, lo que le permitió terminar la campaña en alto.

S.B

Compartir