Fernando Alonso volvió a subirse a un auto de Fórmula 1 después de 18 meses y expresó la emoción y conclusiones del test con el Renault 2020 en Barcelona.

Renault dio a Fernando Alonso la posibilidad de reencontrarse con un coche de Fórmula 1 este martes con un test en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Allí, casi dos años después de dejar la categoría, el asturiano comenzó a recuperar sensaciones y a conocer cómo trabaja el equipo con el que volverá a la categoría en 2021.

Alonso, que aseguraba sentirse emocionado ante un nuevo test, compartió con todos sus sensaciones tras el test, en un «vivo» que Renault compartió en su cuenta de Instagram: «Hola a todos los fans y seguidores de Renault. Ha sido un muy buen día aquí en Barcelona, con un ‘filming day’. Sólo 100 kilómetros, pero para mí ha sido muy especial volver a subirme a un coche y volver a estar con el equipo. Espero que hayáis disfrutado esta vez aunque sea desde la distancia y especialmente que disfrutéis el próximo año cuando yo vuelva al coche», comenzó.

Dado que se trataba de un día de filmación, Alonso sólo pudo completar 100 kilómetros al volante del RS20 con el que Daniel Ricciardo y Esteban Ocon están disputando el mundial 2020. «Ha sido una buena oportunidad de sentir el RS20 en mis manos. Creo que el feeling fue muy bueno. Obviamente el coche me está superando de momento, no puedo sacar el máximo porque ya sabéis, volver a la velocidad de un coche de F1 no es tan fácil. Pero estuve mejorando vuelta a vuelta, tratando de dar un buen feedback a los ingenieros», reconoció el bicampeón mundial.

«Había también rodaje que hacer, con cámaras, con drones volando alrededor en la pista. Fue un duro trabajo con importante presión hoy. El coche tiene potencial, tal como vemos cada fin de semana. Aún hay margen de mejora, como sabemos, e intentaremos sacarlo cuanto antes», sostuvo Alonso.

Al asturiano le preguntaron por las últimas experiencias, tan diferentes. «Sí, los tres últimos coches que he pilotado han sido el del Dakar en enero, el de IndyCar en agosto y ahora el de Fórmula 1, y no pueden ser más diferentes», explicó el piloto de 39 años.

«Con el F1 es un poco más fácil, porque es lo que he estado conduciendo toda mi vida, y después de 18 años en la F1. Aunque es cierto que pierdes un poco los puntos de frenado, olvidas lo rápido que llegan las curvas, el rendimiento de los frenos, la potencia, el rendimiento de velocidad en curva, así que hay muchas cosas a las que necesito acostumbrarme de nuevo. Pero llevará un período de tiempo más corto que acostumbrarme a algo completamente nuevo, como por ejemplo el Dakar e IndyCar», aseguró.

Alonso está completamente comprometido con la que ha sido tantos años su escudería. «Para las seis carreras que quedan este año, dedos cruzados por Daniel y Esteban, espero que los resultados sean cada vez mejores, estaremos todos apoyando desde casa», afirmó.

«Veo todas las carreras desde casa y el equipo me dio un ordenador desde el que puedo escuchar también las comunicaciones de radio, ver las cámaras on board de los dos pilotos, las reuniones, las decisiones de estrategia», completó Alonso.

S.B

Compartir