Los rivales por el título, Elfyn Evans y Ott Tänak, fueron los pilotos que marcaron el ritmo este jueves, ya que lograron el mismo tiempo en el shakedown del Rally de Italia, sexta prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

La exigente y técnica especial de Olmedo, de 3,79 kilómetros, proporcionó a los pilotos una breve visión de lo que se avecina este fin de semana. Después de múltiples pasadas por el tramo, ambos pilotos marcaron el mismo registro.

Tänak, con el Hyundai i20, tuvo la ventaja en las primeras pasadas y estableció el punto de referencia en 2:13.6 en su tercer paso. El estonio fue hombre de muy pocas palabras al final de la especial, ya que su mente está totalmente concentrada en seguir en la lucha por el campeonato este fin de semana.

En respuesta, Evans subió un poco la velocidad de su Toyota Yaris durante el cuarto y último paso para igualarlo. El galés fue seguido de cerca por su compañero de equipo Sébastien Ogier, que se quedó a tan solo 0,8 segundos más atrás.

«Va a ser un rally difícil. Estaba muy seco y suelto aquí, por lo que el agarre era bastante bajo, pero en general la sensación es buena», expresó Evans, quien es el líder del campeonato.

Ogier parecía y se mostraba confiado mientras hacía los últimos ajustes antes de la salida del rally de mañana. El francés ocupa actualmente el segundo lugar en la clasificación del campeonato y está a 18 puntos de su compañero de equipo en Toyota. «Voy a presionar para conseguirlo. El rally es un poco más corto de lo habitual, las condiciones son un poco más frías y hay algunas secciones nuevas, así que tendremos que adaptarnos rápidamente», afirmó.

Kalle Rovanperä tuvo un dramático comienzo de carrera. Después de ir más rápido en el primer paso por el shakedown, el finlandés apuró demasiado en una derecha y volcó su Yaris. Tanto él como su copiloto Jonne Halttunen salieron ilesos.

Dani Sordo estaba encantado de estar de vuelta al volante de su Hyundai por primera vez desde México en marzo. El español no tardó mucho en reaclimatarse, ya que fue el cuarto más rápido, a 1,1 segundos de la cabeza. Pierre-Louis Loubet estaba 0,2 segundos más atrás en un i20 privado.

Thierry Neuville utilizó el shakedown del jueves para afinar la configuración de su Hyundai. El belga volvió a la asistencia para hacer algunos ajustes menores después de su primer par de pasadas y finalmente fue sexto.

El piloto de M-Sport Ford, Esapekka Lappi, fue sólo una décima más lento que el mejor tiempo de Neuville en la séptima plaza, seguido de cerca por su compañero de equipo del Fiesta, Gus Greensmith, en la octava. Takamoto Katsuta fue 0,7 segundos más lento que Greensmith en su Toyota; mientras que Teemu Suninen completó el top 10 con otro Fiesta.

La acción del jueves también vio una cara familiar volver a los tramos, aunque en una función ligeramente diferente. Andreas Mikkelsen debutó con los nuevos neumáticos WRC de Pirelli para 2021 mientras usaba un Citroën C3 por el tramo, dando a varios medios de comunicación la oportunidad única de viajar en el asiento del copiloto.

«Estamos aquí para presentar el neumático Pirelli y disfrutar. También intentaré ser el copiloto de Petter (Solberg) el domingo, ¡lo cual será muy interesante!» explicó Mikkelsen.

    Shakedown – Rally de Italia    

S.B

Compartir