El Autódromo Enzo y Dino Ferrari de Imola ultima los preparativos para albergar el Gran Premio de Emilia-Romagna, duodécima fecha del Mundial 2020 de la Fórmula 1 a correrse el 1 de noviembre.

Los organizadores informaron que, a diferencia de otros estadios y recintos deportivos cerrados o al aire libre, el operativo de seguridad previsto incluye la preparación de tribunas para albergar un top de 1.000 personas cada una.

Cada una de las gradas habilitadas tendrá accesos y salidas exclusivos y dispondrá ubicaciones para respetar el distanciamiento social, medida para prevenir el contagio del coronavirus al igual que el uso obligatorio del barbijo.

El autódromo está situado en el parque de las Acque Minerali, pulmón verde de Imola, y los organizadores de la carrera destacaron que el sistema de preparación de las tribunas será «único». «Está estudiado para hacer que, en pleno respeto de las reglas de seguridad previstas, sea posible en plena época de Covid-19 asistir a un evento mundial», resaltaron desde la organización.

Asimismo, se resaltó que la presencia de pantallas gigantes para cada tribuna permitirá además seguir desde cada lugar el desarrollo de la carrera.

Por último, se garantizó que cada espectador dispondrá de servicios higiénicos y de comidas y bebidas.
LV-E:F1-Imola

Compartir