A pesar de no estar recuperado de su lesión, Cal Crutchlow  termino la carrera del domingo en décima posición. El piloto da por bueno este resultado y espera recuperarse antes de Le Mans, próxima cita en el calendario.

La mala suerte parece haberse cebado con Cal Crutchlow. Después de su fractura del escafoides de la mano derecha en el Gran Premio de España, que lo obligó a pasar por el quirófano, el británico tuvo que ser intervenido otra vez. En esta ocasión, de síndrome compartimental. Una operación que no le permitió estar en Misano. Pero, pero sobre llovido mojado, el británico sufrió una lesión en los ligamentos mientras salía de realizarse la PCR necesaria antes de participar en el último Gran Premio de Catalunya. Sin embargo, Cal Crutchlow tomó la salida de la carrera el domingo y cruzó la meta en décima posición.

El británico partío el 16º en la grilla de salida. En carrera, hizo una buena largada y consiguió remontar hasta la 10º posición. «Han sido condiciones difíciles confiaba en poder hacer una buena carrera y finalmente hemos sido capaces de conseguir un top ten. Creo que ha sido bueno terminar la carrera después de dos  abandonos», comento el piloto en declaraciones a la web de MotoGP. «Al final de la carrera me he sentido más fuerte». 
AC-E:Cal Crutchlow-MotoGP.

Compartir