Veinte mil espectadores pueden asistir al Gran Premio de Eifel en Nürburgring el próximo 11 de octubre. Ese número fue aprobado por las autoridades alemanas locales.

Debido al corona virus, las primeras carreras de esta temporada de Fórmula 1 fueron completamente sin público, fue solo el 6 de septiembre durante el Gran Premio de Toscana en Mugello que el público fue admitido lentamente y durante el Gran Premio de Rusia,   también hubo aficionados permitidos en las tribunas. Las autoridades alemanas consideran que la situación sanitaria es lo suficientemente segura como para permitir la entrada de personas al circuito de Nürburgring.

La organización del GP de Eifel  elaboro un plan detallado en torno a la venta de entradas. Por ejemplo, los boletos se venden en diferentes puestos y en diferentes etapas: si algo cambia en el nivel de contaminación, siempre se puede reducir. La preventa comienza el martes 22 de septiembre. Las entradas se registran y se distribuyen con precisión en las gradas. Para cualquier investigación de contacto (en caso de contaminación), las mismas  se dividirán en secciones individuales y se asignará a los espectadores un lugar específico. Se pueden reservar hasta cuatro asientos en cada una de estas secciones. Las máscaras bucales son obligatorias en el camino hacia y desde el asiento y a cada tribuna se le asigna su propia área de estacionamiento para mantener separados los flujos de público.

Si el nivel de contaminación alrededor del circuito no aumenta en los próximos días, el circuito de Nürburgring, previa consulta con las autoridades, venderá más entradas en varias tribunas durante la semana, con un máximo de veinte mil.
A.L-E:F1-Nürburgring

Compartir