Otro piloto cortó el tiempo de inactividad por la cual tuvo que atravesar durante la cuarentena y se trata de Cristóbal Riestra, quien no sólo cumplió con una prueba sino que también tuvo la posibilidad de estrenar el flamante Ford Fiesta Kinetic con el que disputará la continuidad de la temporada dentro de la Clase 3 del Turismo Pista.

Siempre bajo atención del ZP Sport y con la posibilidad de haber contado con la colaboración de Marcos D’Agostino durante la jornada, el representante santacruceño dejó atrás el primer ensayo sobre el auto en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires. El patagónico se llevó conclusiones muy positivas de un test que lo tuvo progresando de forma permanente y quedándose con una marca alentadora pese a diversos detalles que restan por seguir corrigiendo de cara a la vuelta oficial de la actividad.

Tras haber formado parte de distintas tandas de ensayos, el piloto sureño manifestó su conformidad por lo vivido y su lógica ansiedad para volver a girar ya de manera oficial. «Nos vamos muy contentos, el auto es muy rápido y conté con la colaboración de Marcos D’Agostino que conoce el auto y pudo darme diversos detalles valiosos a la hora de subirme. Llegué a esta prueba con la expectativa de conocer el auto y me voy con mayor entusiasmo aún para poder correr de manera oficial y ser tan competitivo como consideramos que podremos serlo en esta nueva etapa», expresó Riestra una vez finalizada la prueba.

S.B

Compartir