Tras la venta de Williams a una empresa de inversión estadounidense, llega un nuevo momento destacado para el mítico equipo de F1, que por primera vez no contará con ningún miembro de la familia fundadora en sus filas. Y es que Claire Williams, subdirectora e hija del histórico Frank, dejará su puesto tras el GP de Italia que se disputa este fin de semana.

Claire ha estado en la Fórmula 1 toda su vida, llegó a las carreras cuando sólo era una niña para ver a su padre dirigir el equipo y luego se embarcó en la aventura de las comunicaciones, primero con Silverstone y luego con Williams en 2002. Ocho años después, se convirtió en jefa de comunicaciones, antes de ocupar el lugar de Sir Frank en la junta en 2012 como representante de la familia Williams. Un año después, fue nombrada subdirectora del equipo, esencialmente asumiendo el control del día a día del equipo.

Ella ayudó a cambiar la suerte de la escudería, consiguiendo el noveno lugar en 2013 con dos terceros puestos consecutivos en 2014 y 2015, respectivamente. Un par de quintos puestos, fueron seguidos después por dos de sus peores temporadas: la última en 2018 y 2019, con el equipo luchando en un clima financiero complicado.

El GP disputado en Monza será el último evento de Claire al mando del equipo. La británica deja su cargo en manos del fondo, y aunque será difícil para todos, comienza una nueva etapa para el icónico equipo de F1. «Con gran pesar dejo mi papel en el equipo. Tenía la esperanza de continuar mi mandato durante mucho tiempo y preservar el legado de la familia Williams en la próxima generación. Sin embargo, la necesidad de encontrar inversiones internas a principios de este año debido a una serie de factores, muchos de los cuales estaban fuera de nuestro control, acabó con la venta del equipo a Dorilton Capital», explicó.

«Mi familia siempre ha puesto a nuestro equipo y a nuestra gente en primer lugar y esta era absolutamente la decisión correcta. Sé que en ellos hemos encontrado a las personas adecuadas para llevar a Williams a la parte delantera de la grilla y al mismo tiempo preservar el legado de Williams», agregó.

Además, Claire hizo referencia a su paso por la categoría y sus próximos objetivos. «Tomé la decisión de alejarme del equipo para permitirle a Dorilton un nuevo comienzo como los nuevos propietarios. No fue una decisión fácil, pero creo que es la correcta para todos los involucrados. Tuve un enorme privilegio de haber crecido en este equipo y en el maravilloso mundo que es la Fórmula 1. He amado cada minuto que he vivido y siempre estaré agradecido por las oportunidades que me ha brindado. Pero también es un deporte increíblemente desafiante y ahora quiero ver qué más me depara el mundo. Lo más importante es que quiero pasar tiempo con mi familia», reconoció.

Por su parte, el jefe de Dorilton, Matthew Savage, elogió el histórico trabajo de la familia. «Respetamos plenamente la dura decisión de Claire y la familia Williams de alejarse del equipo y del negocio después de asegurar nuevos recursos para su futuro», comenzó.

«El logro de Claire de mantener la herencia, la relevancia y el compromiso de Williams Racing con la innovación en un entorno difícil desde que asumió el mando en 2013 ha sido nada menos que monumental. Ella también ha sido fundamental en la configuración de un campo de juego técnico y financiero más igualado para la F1, lo que ayudará a garantizar el regreso del equipo a la parte delantera de la grilla en las próximas temporadas», añadió Savage.

Por su parte, el actual piloto del equipo, George Russell, compartió en sus redes sociales un mensaje de agradecimiento a la familia, por todo lo que hicieron por él. «No estaría donde estoy hoy sin Frank y Claire. Me dieron mi oportunidad en la F1, como lo han hecho con tantos pilotos, ingenieros, mecánicos y muchos otros a lo largo de los años. Gracias por todo. Seguiremos conduciendo al máximo para honrar el nombre de Williams», expresó el británico.

Desde su creación en 1977, Williams obtuvo 9 Copas de Constructores, 7 títulos con sus pilotos, 114 victorias, 302 podios, 128 pole positions y 133 récords de vuelta en 685 Grandes Premios.

S.B

Compartir