Tras haber llegado al Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires con la expectativa lógica que implicaba subirse a un Fiat Uno de la divisional menor, Juan Bautista Daglio cumplió con la prueba prevista y lo hizo dentro de los parámetros buscados, yendo de menor a mayor acorde pasaron las vueltas y sintiéndose cada vez más cómodo gracias al aporte de la Familia Choury, quien atenderá el auto.

Si bien el debut oficial ya se encuentra garantizado camino a la reanudación, el piloto entrerriano aseguró que tiene previsto probar nuevamente, siguiendo adelante con su aprendizaje y tratando de llegar con la mayor competitividad posible a su ansiado debut.

«Hemos quedado muy contentos con la prueba y la primera impresión que nos dejó el auto. Trabajaremos para probar una vez más de ser posible, caso contrario encararemos de lleno la reanudación con la intención de estar todo el año y sumar experiencia camino a 2021», expresó Daglio al respecto.

S.B

Compartir