Los organizadores del GP de Turquía esperan contar con hasta 100 mil espectadores este año, después de anunciar que será con público. La pista de Istanbul Park albergará la 14ª carrera de la Fórmula 1 el 15 de noviembre, aunque Liberty Media considera el evento una excepción por la actual pandemia de COVID-19.

Si bien los organizadores inicialmente no estaban seguros de si el evento estaría abierto a los espectadores, Vural Ak, presidente del promotor, Intercity, contó en una conferencia de prensa este martes que se permitirá la entrada al público. Con la pista ubicada en un espacio abierto, Ak sostuvo que creía que el lugar podría acomodar de manera segura hasta 100 mil espectadores, que es la mitad de su capacidad total.

Si bien está abierto a la posibilidad de que un aumento en los casos de coronavirus obligue a un cambio de planes, Ak afirmó que cree que los protocolos implementados podrían garantizar un gran aforo. «Tenemos que estar preparados para cualquier cosa. Si la enfermedad empeora, entonces la carrera se puede hacer sin espectadores. Sin embargo, conocemos la capacidad de esta pista. Alrededor de 220 mil espectadores pueden ver la carrera en las tribunas y en las áreas abiertas», aseguró.

«Hasta el momento, por razones de seguridad, si cerramos algunos tramos, unos 100 mil espectadores podrán ver la carrera siguiendo las reglas de distanciamiento social», agregó Ak.

Las entradas generales para el evento tienen un precio de 30 liras turcas (TL) (alrededor de cuatro dólares) por día, e Intercity comentó que están más interesados ​​en lograr un gran premio exitoso que en maximizar las ganancias. «La Fórmula 1 normalmente tiene ciertos estándares y los precios de las entradas están a un cierto nivel. Sin embargo, como Intercity, no buscamos sacar provecho financiero de esto y el gobierno nos ha animado», reconoció.

«Los precios de las entradas son de 30 TL por día. Serán 90 TL en total por los tres días. Las entradas estarán a la venta la semana que viene y creemos que se venderán muy rápido», añadió el promotor del evento.

Aunque la sede turca no recibe una carrera de F1 desde 2011, Ak aseguró que la condición de la pista todavía está a la altura. «Vino un funcionario y miró el asfalto y la infraestructura y nos lo agradeció, diciendo que casi todo estaba como el primer día», informó.

«Sin embargo, con sólo dos meses y medio para el evento, un equipo con más experiencia vendrá y verá qué actualizaciones se deben hacer. Podemos hacer esto porque mantuvimos la pista lista como si hubiera una carrera todos los días», completó Ak.

S.B

Compartir