El antiguo jefe del equipo Renault, Flavio Briatore, permanece hospitalizado en el Hospital San Raffaele de Milán desde el lunes con pronóstico grave. Briatore tuvo que ser internado este lunes después de dar positivo en un test del COVID-19. Su estado, según L’Espresso, es grave aunque no fue necesario trasladarlo a la unidad de cuidados intensivos.

El empresario, que llevaba días en el centro de la polémica por el cierre de su discoteca Billionaire Porto Cervo después de que varios empleados dieran positivo, había participado en un partido de fútbol con otras estrellas entre las que se incluía el entrenador de fútbol Sinisa Mihajlovic, que también dio positivo.

«Duele en el corazón ver una economía tan masacrada por personas que nunca hicieron nada en su vida», escribió Briatore hace unos días en su cuenta de Facebook tras la pulseada que mantiene con el alcalde de Arzachena, quien ordenó medidas en la zona más restrictivas que las del Gobierno que tendrán un impacto negativo en los locales nocturnos de Costa Esmeralda.

S.B

Compartir