Sergio Pérez regresará a la Fórmula 1 en el GP de España de este fin de semana, después de haber dado negativo en COVID-19. El mexicano no pudo participar en las fechas de Gran Bretaña, después de dar positivo por coronavirus, lo que lo obligó a realizar una cuarentena estricta.

Racing Point llamó a Nico Hülkenberg como suplente para ambos eventos, pero estaba «99 por ciento seguro» de que Pérez podría regresar a España. El equipo anunció este jueves por la mañana antes de la jornada de prensa en Barcelona que «Checo» había dado negativo para COVID-19, lo que significa que regresará para el GP de España de este fin de semana.

El director de Racing Point, Otmar Szafnauer, explicó cómo inicialmente se le dio al equipo un amplio margen de cuándo el piloto de Guadalajara podría dar negativo. «Consultamos a muchos expertos, incluido el laboratorio que usamos para todo nuestro personal en Silverstone, y también consultamos a los expertos de Eurofins (empresa que hace los test para la F1). Hay que recordar que es un virus nuevo, lo que significa que la gente no sabe mucho sobre él», señaló.

«Los expertos dieron un rango tan amplio sobre cuándo ‘Checo’ sería negativo, que valió la pena intentarlo. Nos dieron un rango de una a cuatro o cinco semanas. Dijeron que en cualquier momento de ese período, podía dar negativo en la prueba, y todo dependía de cuándo se infectó por primera vez, lo que nadie puede predecir. Para nosotros tenía sentido intentar que nuestro piloto titular y habitual volviera en lugar del suplente. Creo que hicimos absolutamente lo correcto al seguir haciéndole test, para ver qué iba a pasar», concluyó Szafnauer.

S.B

Compartir