Valentino Rossi admite que la decisión de Marc Márquez por subirse a la moto este sábado, cuatro días después de su operación en el brazo derecho, es algo «increíble como ser humano» y sigue metido en la lucha por el Mundial de MotoGP.

Rossi se  quedo a un paso de entrar en la primera fila de la grilla. El italiano  dio este fin de semana un paso adelante en comparación con el año pasado, en el Gran Premio de España, donde tuvo que abandonar la carrera por un problema técnico en su Yamaha. A sus 41 años, se mostro muy contento de ver que puede seguir siendo competitivo y es que Rossi saldrá mañana desde la cuarta plaza de la grilla de salida, por detrás de sus compañeros de escudería, Quartararo -con pole- y Viñales. Uno de sus alumnos de la VR46, Bagnaia, saldrá en tercer lugar.

Compartir