Cal Crutchlow pasó este martes por el quirófano para solucionar una lesión en el escafoides de la mano izquierda y se probará el viernes para intentar participar en el Gran Premio de Andalucía.

El británico no pudo correr la carrera del domingo en Jerez tras sufrir una fuerte caída en el warm up del domingo, donde se lastima la muñeca izquierda. Los médicos detectaron una pequeña fisura en el escafoides de esa mano, y decidieron enviarlo a Barcelona para ser operado.

La intervención, realizada en el Hospital Universitari Dexeus a cargo del doctor Xavier Mir y su equipo, se completó con éxito y ahora en Honda esperan que el nacido en Coventry regrese a Jerez para tratar de competir este fin de semana en la segunda cita del calendario.

«Cal Crutchlow también se sometió a una operación que salió bien y, en principio, su intención es probar la muñeca el viernes. Somos optimistas sobre su participación en el Gran Premio», contó Alberto Puig, Team Manager de Honda HRC.

Se da la circunstancia de que Cal fue operado en el mismo centro médico y por el mismo cirujano que Marc Márquez, todo ello este martes por la mañana. Confirmada la baja de Marc en la próxima fecha, para Honda es vital poder contar con Crutchlow, ya que ahora mismo sólo tienen a dos corredores disponibles, Álex Márquez en el equipo oficial, y Takaaki Nakagami en el LCR.

S.B

Compartir