La homologación del Fiat Argo en la Clase 2 del Turismo Nacional tuvo en Gabriel Scordia y al Ale Bucci Racing en uno de sus referentes. En Bahía Blanca, el piloto de Concordia inició una nueva etapa en su campaña deportiva estrenando un vehículo de estas características, atendido por el equipo campeón de 2017 y 2018, con el que logró su único podio en la divisional menor el año pasado, en el Autódromo Ciudad de Viedma.

José Luís Martos, asesor técnico del equipo santafesino, construyó el vehículo con el que comenzaron los primeros desarrollos. «El inicio del campeonato no fue tal como esperábamos nosotros, dado que llegamos a la primera carrera sin poder hacer pruebas anteriores. Recién en Bahía Blanca pudimos poner en pista el auto por primera vez, en las pruebas del jueves, en un circuito nuevo y con las complicaciones del caso», reconoció el entrerriano, quien completó el desarrollo de la prueba final en el 25º lugar de la carrera ganada por Gastón Iansa.

La necesidad de hacer una prueba antes de una competencia llevó a Scordia y al equipo a programar un día en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata, antes de La Pedrera, segunda fecha del campeonato disputada hasta el momento. «Aquel día de pruebas en La Plata, el auto había funcionado muy bien, trabajamos mucho y nos llevamos muy buenos datos para analizar. Lamentablemente no pudimos reflejar en la segunda fecha el trabajo de aquel ensayo, pero puedo asegurar que el auto tiene un potencial muy importante pensando en el futuro. Esta pausa nos dejó con muchas ganas para encarar lo que quedaba del año. Estamos esperando el reinicio de la actividad para tener una nueva oportunidad, conscientes de contar con un muy buen auto», aseguró Scordia.

S.B

Compartir