El equipo McLaren  se adhirió a la campaña #WeRaceAsOne destinada a recolectar fondos en la lucha contra el Covid-19 y también a la que la Fórmula 1 inició contra el racismo y la discriminación en todas sus formas.

«Queremos apoyar el esfuerzo de todos aquellos que combatieron al virus en primera línea durante estos meses», explicó la escudería de Woking a días del inicio postergado de la temporada por efecto de la pandemia.

«Unidad, solidaridad y esperanza», «tuiteó» McLaren al sumarse también a la campaña contra al racismo y por una mayor participación de las minorías en la máxima categoría del automovilismo deportivo.

Los autos que usarán el británico Lando Norris y el español Carlos Sáinz a partir de este fin de semana en Austria lucirán los colores del arcoiris, que simbolizan no sólo la lucha contra el Covid-19 sino también las de esas minorías. En los flancos, las máquinas tendrán estampada la frase «End Racism», una batalla de las que «nos sentimos honrados de participar también», explicó la escudería.

Compartir