McLaren acordó un préstamo de 150 millones de libras -unos 184 millones de dólares- con el Banco Nacional de Bahrein, salvando su futuro en F1 a medio plazo. El Grupo McLaren, que incluye tanto al equipo de Fórmula 1 como a su negocio de autos de calle, se vio muy afectado por las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

Pero su intento de refinanciación para sobrevivir a corto plazo se encontró con un gran obstáculo cuando un grupo de acreedores se resistió a permitir la recaudación de fondos a través de avales como su colección de autos históricos y otras propiedades. La urgencia de la situación llevó a McLaren a acudir a la corte para lograr que su plan siguiera adelante, aportando documentos que muestran que si la empresa quedara bloqueada sin financiación, entonces podría enfrentarse a grandes problemas.

E incluso sugirió que si no lograba recaudar 280 de libras millones antes del 17 de julio, incluso había riesgo de declararse insolvente. «Las transacciones propuestas permitirán al Grupo acceder la liquidez adicional que se requiere para garantizar que el Grupo pueda seguir como empresa hasta 2021. Eso proporcionará un beneficio significativo a los acreedores del Grupo (al evitar una crisis de flujo de efectivo y una insolvencia destructiva del valor)», señalaban los documentos de la corte.

Si bien McLaren logró que su caso se acelerara en los tribunales, también se entablaron conversaciones separadas con el Banco Nacional de Bahrein para lograr un préstamo que los ayudara a recaudar fondos. El Banco Nacional de Bahrein (NBB) pertenece en un 44 por ciento al fondo soberano de Bahrein Mumtalakat Holding Company, que tiene un 56 por ciento de las acciones de McLaren.

Este lunes, el NBB emitió un comunicado al mercado de valores de Bahrein confirmando que se había acordado y firmado el préstamo para McLaren.

El anuncio sostenía lo siguiente: «El Banco Nacional de Bahrein confirma a los mercados que se firmó la documentación final y se otorgaron todas las aprobaciones necesarias en relación con una línea de financiación de 150 millones de libras esterlinas (184 millones de dólares)».

El préstamo dará a McLaren un margen de maniobra en su intento de encontrar la financiación que necesita mediante su otro plan de financiación, y también será un colchón en el que descansar mientras el negocio vuelve a activarse con la reanudación de las carreras en Austria este fin de semana.

S.B

Compartir