Hoy por la mañana se llevó a cabo un importante cónclave para avanzar con la vuelta del automovilismo en la provincia de Córdoba, para comenzar en principio con las pruebas, y luego pensar a largo plazo en la llegada de distintas categorías a los escenarios.
De la reunión participaron Gabriel Raies por el lado a la Federación Regional de Automovilismo, el ingeniero Raúl Zalazar, Oscar Piumetto, director del “Oscar Cabalén” de Alta Gracia, y Héctor “Pichi” Campana, responsable de Deportes de la provincia, que recibió los protocolos y escuchó las inquietudes de los representantes del automovilismo.
En principio, los protocolos presentados fueron bien recibidos, y existe la posibilidad de que la próxima semana se puedan habilitar los ensayos en los circuitos de Rio Cuarto, Alta Gracia y Marcos Juárez, los dos primeros para las categorías nacionales, y los kartódromo de Colonia Caroya y Río Cuarto. Más difícil en tanto es la cuestión de habilitar las competencias ya que Campana indicó que por una cuestión de realzamiento de los casos de Covid 19, el tema se podrá tratar a fines de Julio o principios de Agosto.
Oscar Piumetto habló en Pole Position por AM 770 y contó cómo fue la reunión además de indicar que para la práctica de ensayos, antes de ingresar a los circuitos habrá test disponibles de coronavirus para constatar que no haya infectados.
“Tuvimos una reunión con el presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Pichi Campana, y le presentamos todo el protocolo para pruebas y carreras. Me dijeron que de pruebas puede tener una respuesta pronto, en una semana, y lo más probable es que sea positiva. Pero para carreras vamos a tener que esperar, calculo que hasta fines de julio o principio de Agosto no creo que hagamos nada”, explicó quien representó al Cabalén, que contó que tendrán los test para el ingreso a los ensayos. “Logramos que la gente de Vittal nos provea de tests. Todos los que ingresen al autódromo se van a hacer una prueba que en 15 minutos indicará si es positivo o no de Covid-19. Todos tenemos que cuidar hasta el último detalle para no cometer errores. Los tests están alrededor de 3000 pesos y una vez hecho si dan negativo, entran y ya no salen. Para la prueba pedimos hasta seis autos y con cuatro personas por auto incluido el piloto. De esa manera habría 25 personas dentro del predio y todas controladas”, remarcó Piumetto.

Compartir