El circuito de Misano será el escenario del primer test comunitario privado del MotoGP desde las pruebas de Qatar del pasado 24 de febrero. Ducati, Aprilia y KTM ya confirmaron su asistencia, mientras que los equipos japoneses dependen de las restricciones en materia de movilidad.

Cuatro meses exactos después del último test de pretemporada oficial celebrado en Qatar, el circuito de Misano albergará el 23 y 24 de junio los primeros entrenamientos privados conjuntos de MotoGP desde que se declarara el estado de emergencia sanitaria.

La pista fue alquilada, para esos días por Ducati, que asistirá con su piloto de pruebas Michele Pirro. También estará presente el equipo Aprilia, con el probador Bradley Smith y el piloto titular Aleix Espargaró, que gracia al estatus de equipo que califica para concesiones, puede entrenar con los pilotos oficiales.

KTM, que ya celebró la pasada semana el primer test privado post COVID-19 en Austria con Pol Espargaró y Dani Pedrosa, también estará presente en los entrenamientos de Misano.

Según la normativa de test en MotoGP, los equipos sujetos a concesiones deben elegir tres instalaciones como circuitos de pruebas durante el año, que son en los únicos que pueden hacer test privados. Misano está en la lista de Ducati, Honda y Yamaha, pero no así en la de Suzuki, que, por lo tanto, no podrá participar de estos entrenamientos si la FIM no hace una excepción debido a la particularidad del momento.

Yamaha, que cuenta con Jorge Lorenzo como probador, y Honda, que tiene a Stefan Bradl, sí tienen en su lista a Misano y podrían asistir el 23 y 24 de junio a los ensayos en el trazado de la Riviera de Rimini. El problema es que las actuales restricciones de movilidad impuestas por el gobierno japonés, impedirían que los ingenieros nipones de esos equipos viajaran hasta Italia, de ahí que Yamaha haya descartado, casi al cien por cien, estar en el test y Honda lo esté valorando.

Suzuki, que cuenta con Sylvain Guintoli como tester, tiene en su lista de circuitos elegibles Motegi, Jerez y Brno, y por el momento valoran las opciones de trasladar a su personal desde Japón si reciben el visto bueno de la FIM.

Antes de esos ensayos privados conjuntos, Aprilia organizará para el 10 y 11 de junio en el mismo trazado de Misano dos jornadas de trabajo con Smith y Aleix Espargaró, aunque no con las MotoGP, si no que lo harán con sendas RSV1100, una prácticas para tomar ritmo y ponerse a punto de cara al test del 23 y 24.

En principio, Aleix tiene previsto acudir a estos entrenamientos, después de que la semana pasada pudiera dar algunas vueltas en el Circuit de Catalunya con una de esas motos superdeportivas de calle.

El problema es que las restricciones de movilidad entre países en Europa debido a la pandemia permita el viaje del piloto residente en Andorra. Si la situación no cambia hasta entonces, ahora mismo no hay vuelos, el mayor de los hermanos Espargaró no podrá estar el 10 en Misano.

S.B

Compartir