La FIM, IRTA y Dorna Sports anunciaron la cancelación del Gran Premio de Gran Bretaña y el Gran Premio de Australia de la temporada 2020 del MotoGP. El actual brote de coronavirus y los consiguientes cambios de calendario llevaron a la suspensión de ambos eventos.

El Gran Premio de Gran Bretaña estaba previsto del 28 al 30 de agosto en el clásico circuito de Silverstone. El 2020 marcará el primer año en que la categoría reina no competirá en las Islas Británicas por primera vez en los más de 70 años de historia del Campeonato.

El Gran Premio de Australia debía celebrarse en el legendario circuito de Phillip Island del 23 al 25 de octubre. Phillip Island albergó el primer Gran Premio de Motociclismo de Australia en 1989 y desde 1997 ha sido el único hogar de MotoGP en la región Down Under, con su diseño único que brinda algunas de las mayores batallas jamás vistas sobre dos ruedas.

Sin embargo, Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, reconoció hoy en Marca que el plan A que tenían listo para el campeonato sigue adelante a la espera de que el gobierno español dé luz verde al arranque en Jerez el próximo 19 de julio. «Parece que el Plan A es el que va a salir, es decir, centrarnos en Europa desde el 19 de julio y hasta noviembre, sin espectadores salvo que haya alguna sorpresa. Hay otra parte fuera de Europa que tendría que ser con público y en ello estamos, pero también lo diremos muy pronto para que los equipos sepan a qué atenerse», aseguró.

Que sea sin público, es un mal menor. «Bueno, al menos nosotros no necesitamos ruido extra, el ruido ya lo hacen solas las motos, que es uno de sus grandes patrimonios, no contemplamos tribunas simuladas, e igual las usamos más para publicidad: somos una compañía de hacer carreras y darlas por televisión, y si no tenemos eso por muy fuertes que seamos en el resto de departamentos, así que nos concentraremos en dar las mejores carreras posibles», completó Ezpeleta.

S.B

Compartir