Agustín Canapino se coronó en el «Campeonato de las Estrellas 2» del Súper TC2000 eSport, luego de haber concluido segundo en la cuarta y última fecha, que se disputó en el Autódromo Ciudad de Rafaela, que se usó con la variantes del óvalo completo sin las chicanas. Su compañero de equipo, Bernardo Llaver, se quedó con la victoria.

Llaver comenzó con el pie derecho, ya que dominó la clasificación y se ganó el derecho de largar adelante en la final. Esta cita no tuvo Sprint como las tres contiendas anteriores, pero entregó puntaje y medio, y la carrera final se disputó a 35 vueltas.

El golpe de escena se produjo antes de la competencia porque Facundo Ardusso tuvo inconvenientes con su conexión a internet y no pudo ser parte de la prueba. De esta manera, Canapino se libró de su máximo rival en la lucha por el título.

De arranque, Llaver, Canapino, Leonel Pernía y Juan Ángel Rosso se escaparon en la vanguardia. Los dos hombres de Chevrolet trabajaron en conjunto, mientras que Rosso y Pernía se vieron obligados a hacerlo también para no perder el tren de los pilotos del «moño dorado».

En la parte final de la carrera aparecieron las polémicas. A falta de diez giros, Pernía tuvo un roce con el oriundo de Villa Carlos Paz y el «Colo» rozó la pared, pero pudo seguir desde el cuarto lugar. En tanto, cuando restaban dos vueltas para la bandera a cuadros, el arrecifeño de Chevrolet tuvo un toque con el actual campeón del Súper TC2000 y el del «Rombo» visitó el pasto, logrando volver a la cinta asfáltica.

A pesar del incidente, los Comisarios Deportivos decidieron no sancionar a Canapino y con el segundo puesto conseguido le alcanzó para consagrarse en el certamen oficial de simracing de la categoría. Por su parte, Llaver fue el vencedor en el óvalo rafaelino, mientras que Rosso completó el podio.

Cuarto concluyó Pernía y el top cinco lo cerró Matías Milla. Más atrás culminaron Franco Girolami, Marcelo Ciarrocchi, Esteban Fernández, José Manuel Sapag y Christian Romero.

Con estos resultados, Canapino se alzó con título al sumar 96 puntos, seguido por Llaver (83,50), Rosso (76), Ardusso (63) y Milla (63).

Gracias a su consagración, el «Titán» se hizo acreedor del premio de Logitech, que consistía en un volante G29 y en una pedalera Logitech G. Sin embargo, en un acto de gran generosidad, el piloto de 30 años decidió cedérselo a Alfredo Ardusso, el hermano de Facundo, quién iba a recibir el galardón si el crédito de Las Parejas obtenía el cetro virtual.

S.B

Compartir