Valentino Rossi se mostró tajante sobre la necesidad de poner en marcha el campeonato del MotoGP «lo antes posible» y avisó que el futuro de la categoría reina depende de ello. El italiano finaliza su contrato con Yamaha al final de 2020 y la que será su última temporada en el equipo oficial de la marca japonesa todavía no comenzó a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Un campeonato comprimido en la parte final del año, con 10 o 12 carreras, sin público en las tribunas y con el paddock blindado, no es el escenario soñado por Rossi para ponerle punto final a una de las trayectorias más legendarias del deporte mundial. Por esa razón, el piloto de Tavullia medita cuál es su próximo paso, y aunque todo apunta a un contrato con el equipo satélite Petronas para 2021, no es la única posibilidad.

Mientras analiza su futuro, el italiano entiende que un 2020 sin carreras sería catastrófico, no sólo a nivel personal, sino también para el futuro del campeonato. «No podemos saber exactamente qué sucederá, pero en mi opinión creo que finalmente habrá carreras porque queremos correr. Está en juego el futuro de MotoGP», aseguró Valentino en una entrevista con el diario italiano La Repubblica.

Rossi está en permanente contacto con los responsables del MotoGP, como explicó el propio Carmelo Ezpeleta, asegurando que habla constantemente con el italiano, interesándose por cómo está la situación y los pasos que se están dando para que el campeonato arranque el 19 de julio en Jerez. «Es importante para todos, para los pilotos ciertamente, pero también para los equipos, las personas que trabajan en el paddock, los patrocinadores. Hay muchísima gente trabajando en torno a esto y que necesita volver lo antes posible. Este año es fundamental correr carreras», puntualizó.

Volviendo a su futuro, Rossi valoró la elección de Yamaha, que se decantó por renovar a Maverick Viñales y contratar a Fabio Quartararo, por lo que el francés reemplazará a Valentino en el equipo oficial. «Un poco me lo esperaba. No fue una sorpresa, pero me complace que Yamaha me haya ofrecido una moto oficial también para la próxima temporada. Cuando me retire extrañaré al MotoGP, pero sólo vale la pena seguir si puedo ser rápido», reconoció Il Dottore.

Un futuro que, a priori, pasa por correr con Petronas. «Veamos cómo va esta extraña temporada, pero el momento sólo pienso en correr la primera carrera de 2020», concluyó el nueve veces campeón del mundo.

S.B

Compartir