Si bien se está a la espera de recibir la aprobación del Gobierno de España para comenzar la temporada de MotoGP, Dorna tiene ya perfilado un calendario en el que siete de los 12 Grandes Premios se disputarían en territorio español. Ya es oficial el acuerdo entre el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y Dorna para comenzar en Jerez con el Gran Premio de España el 19 de julio. Una semana después, tendrá lugar el primer Gran Premio de Andalucía de la historia, también en el trazado jerezano.

Por supuesto, todo está a expensas del visto bueno del Ministerio de Sanidad, pero salvo un rebrote severo no debería haber problemas, esta semana habrá respuesta. Jerez ya está en la fase 1. Además, Dorna extremará las medidas de seguridad, con una cuarentena anterior de 14 días a todos los participantes. Se prevé un paddock de unas 1.300 personas, que serán sometidas a test antes de llegar y otros posteriores. Las motos están en Barcelona, después de volar desde Qatar, pero no habrá problema para llevarlas a Andalucía.

Según informó el diario Marca, posteriormente el MotoGP tiene previsto ir a Brno. Allí, en principio, sólo se realizaría un Gran Premio, el de la República Checa. De ahí se saltaría a Austria, con un desplazamiento cercano por tierra. En el Red Bull Ring, al igual que habrá sucedido antes con la Fórmula 1, sí habrá dos fines de semana consecutivos con carreras.

Posteriormente, se volvería a España, concretamente a Montmeló. En el circuit de Barcelona-Catalunya se prevé sólo una prueba. Desde allí se pasaría a Italia, para celebrar el Gran Premio de San Marino, en Misano, en principio, en la fecha prevista inicialmente, el 13 de septiembre. También se aprovecharía para disputar otro Gran Premio, con lo que el Gran Premio de Italia, este año no sería en Mugello.

Desde la «casa de Valentino Rossi» se retornaría a España. Primero, para visitar MotorLand Aragón, otra vez con una cita doble. Más tarde, como viene ocurriendo en las últimas temporadas, el Mundial concluiría en el circuito Ricardo Tormo de Cheste de Valencia. Igualmente, con dos Grandes Premios consecutivos. Sería ya en noviembre.

En general, Dorna también está en diálogo con Liberty, los gestores del Mundial de Fórmula 1, para intentar coincidir lo menos posible, especialmente el último de Valencia, ya que posiblemente se resolvería en él la lucha por el título.

Si en MotoGP hay optimismo con poder celebrarlo de esta manera, lo hay menos con la presencia de público. Está prácticamente descartado hasta septiembre, en Misano. Sólo a partir de ahí se podría plantear de nuevo a los ministerios de Sanidad de cada país, en este caso Italia y España.

El viaje fuera de Europa queda como opcional para el tramo final. Por supuesto, deseable, pero ya no fundamental, pues el grueso ya se habría celebrado. Además, los promotores de las citas más allá del Viejo Continente prefieren tener público en sus tribunas, lo que complica más la presencia del certamen.

Dorna tiene pensado hacer público este bosquejo de calendario en los próximos días, con unas fechas más concretas, pero la base ya está fijada. Todos respiran porque poder correr en estas circunstancias es todo un logro.

S.B

Compartir