La cuarentena impuesta por el Gobierno Nacional no detiene los planes de Agustín Bonomo y su equipo, quienes continúan los desarrollos sobre el único DS3 que compite en la Clase 2 del Turismo Nacional, con proyectos y nuevos objetivos que esperan cumplir apenas sea el automovilismo una actividad exceptuada de restricciones.

En La Pedrera, la formación santafesina mostró una destacada evolución gracias a los conocimientos aplicados por Dardo Prand, nuevo asesor técnico de la estructura que continúa su apuesta a Nicolás Valentini en el desarrollo de motores. «Los resultados parciales en La Pedrera fueron muy buenos, aunque lamentamos todavía no haber completado la final. Continuamos con los desarrollos, trabajos y modificaciones en el auto», reconoció Bonomo, que junto con su equipo planificó una serie de trabajos sobre la unidad.

«Todavía no pudimos resolver un problema en los frenos que nos complicó en las últimas carreras, por lo que hemos decidido invertir en nuevos elementos para mejorar en ese aspecto. También estamos desarrollando una toma de aire nueva para mejorar el rendimiento en el motor, el cual estamos revisando dado que encontramos distintas partes con algunas complicaciones, posiblemente por la suciedad en la pista que hubo en La Pedrera. Paralelo a ello, Nicolás Valentini está terminando un motor nuevo, esperado por nosotros, porque ante complicaciones podremos contar con un reemplazo», reconoció el piloto de Villa San José.

El proyecto del Bonomo Motorsport no se detiene y un auto nuevo sigue siendo el próximo objetivo a cumplir. «Tenemos un casco de DS3 para construir y varios elementos para darle forma a un auto nuevo. Ese es el próximo paso que queremos cumplir pronto, confiado en el desarrollo que hemos generado y la evolución manifiesta en las últimas fechas», completó el santafesino.

S.B

Compartir