Noviembre de 2019. El Turismo Nacional disputaba la anteúltima fecha del certamen en el Autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario, donde Damián Kirstein llegaba para disputar su octava competencia anual, siempre con el Peugeot 208 atendido por el FF Racing.

Lamentablemente, la participación del chaqueño en esa prueba terminó el viernes en las primeras horas de la tarde, cuando un golpe tras un despiste generó daños importantes en el sector trasero del auto, que impedían su continuidad. Posteriormente, llegaba la decisión más difícil: su año deportivo había terminado, ya que la evaluación final trajo la necesidad de realizar importantes trabajos en el auto para dejarlo en condiciones.

En esa fase se encontraba Kirstein y su equipo hasta esta cuarentena. «Los trabajos en el auto marchaban en tiempos lógicos, y en condiciones normales íbamos a estar presentes antes de cumplirse la primera mitad del campeonato, pero ahora tendremos la demora por la cuarentena. Fue necesario reemplazar la carrocería de manera íntegra, desarrollamos otro eje trasero y reemplazamos varios elementos, todo ello coordinado con Gerardo Frette y el FF Racing. Estamos en un 70 por ciento con los trabajos realizados, pero ahora en pausa por la cuarentena, y luego debemos esperar la evolución de esta situación para definir los pasos a seguir», explicó el piloto residente en Villa Ángela.

Un total de 26 carreras disputó Kirstein en la Clase 2 desde su debut, el 12 de febrero de 2017 en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata, integrando el Bravo Racing. A su vez, el 21 de octubre de 2018, en el Autódromo Parque Ciudad de Río Cuarto, logró su mejor resultado en competencias finales al ubicarse en la quinta posición de la carrera ganada por Ever Franetovich.

S.B

Compartir