El GP de Azerbaiyán se suma a la lista de siete grandes premios cancelados o aplazados por coronavirus y tampoco será la sede del inicio del campeonato. La cita, programada para el 7 de junio en el circuito callejero de Bakú, iba a suponer el esperanzador inicio de un calendario que fue sufriendo un traspié tras otro, y cuyo arranque sigue siendo incierto.

La F1 tuvo que cancelar el GP de Australia sólo dos horas antes de los primeros entrenamientos libres, y al día siguiente postergó el GP de Bahrein y el de Vietnam, que se unían al de China. Con la vista puesta en mayo, llegó la noticia de que Países Bajos, España y Mónaco también se posponían, aunque los organizadores de la carrera del Principado ya confirmaron que no celebrarán el Gran Premio este año.

Ahora, cuando todo parecía destinado a que Bakú acogiera el primer evento, un comunicado confirmó lo que ya se había adelantado. «El aplazamiento se acordó después de extensas discusiones con la Fórmula 1, así como con la Federación Internacional del Automóvil y el Gobierno de la República de Azerbaiyán. Es el resultado directo de la actual pandemia mundial de COVID-19 y se basó completamente en la orientación experta que nos brindaron las autoridades pertinentes», sostiene el comunicado.

«Para llegar a esta conclusión, la principal preocupación de BCC (los organizadores de la carrera) fue la salud y el bienestar del pueblo azerbaiyano, así como todos los aficionados de la F1, el personal y quienes participan en el campeonato. BCC comparte la decepción de sus aficionados por no poder disfrutar de la carrera de la cima del automovilismo por las calles de Bakú este junio. Con ese fin, continuaremos trabajando estrechamente con la Fórmula 1, la FIA y el Gobierno de la República de Azerbaiyán para monitorizar la situación con el fin de anunciar una nueva fecha más adelante, también en 2020», completa.

Así, la Fórmula 1 se encuentra ante un verdadero dolor de cabeza, ya que oficialmente sólo Mónaco está cancelado, y el resto de carreras esperan encontrar otro hueco en un calendario muy apretado que iba a ser récord (de 22 carreras) y por el momento sólo tiene confirmadas 14.

Ahora, el puesto de primera carrera de la temporada pasa teóricamente al GP de Canadá, el 14 de junio, pero vistas las restricciones que estableció ese país en las últimas horas (fueron los primeros en retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio si se mantiene la fecha original) su evento también está en peligro. La siguiente cita sería el GP de Francia, el 28 de junio.

S.B

Compartir