La Fórmula 1 confirmó que eliminar el receso de verano y tener Grandes Premios de dos días es lo mejor para llevar adelante suficientes carreras este año.

La pandemia del coronavirus obligó a la F1 a cancelar las cuatro primeras carreras de la temporada, y no espera reiniciar su temporada hasta mayo como muy pronto. Sin embargo, lo más probable es que se tenga que esperar hasta el Gran Premio de Bakú a principios de junio para tener un punto de partida más realista: aunque incluso eso es incierto en medio de la rápida evolución de la pandemia.

El director deportivo de la F1, Ross Brawn, confía en que habrá tiempo para armar un calendario, aunque probablemente deba tener actividad durante agosto, el tradicional mes de descanso para la categoría. «Creo que al liberar las vacaciones de agosto nos damos varios fines de semana en los que podemos tener una carrera. Y creo que podemos construir un calendario bastante decente para el resto del año», le contó a Sky F1 en una entrevista exclusiva.

«Se verá diferente, pero aún así conservará un buen número de carreras, y son carreras emocionantes. Así que la temporada va a empezar más tarde, pero creo que será igual de entretenida», agregó Brawn.

Se entiende que si la temporada no comienza hasta mayo, entonces es poco probable que los Grandes Premios de Australia, España o Mónaco sean reubicados.

Por eso, Brawn también pidió flexibilidad a los equipos para tratar de poner las cosas en marcha de nuevo, y un compromiso podría incluir tener dos días de fin de semana de Grandes Premios para permitir realizar tres carreras en fines de semana consecutivos. «Una cosa de la que hemos estado hablando es de los fines de semana de dos días, y por lo tanto si tenemos un triplete con fines de semana de dos días, eso podría ser una opción», reconoció.

«Lo que necesitamos de los equipos este año es flexibilidad, creo que tienen que dar cierto margen para hacer estas cosas. Porque estamos en circunstancias muy inusuales, y tenemos que asegurarnos de que tengamos una temporada que dé una buena oportunidad económica para los equipos. Seguro que vamos a tener un comienzo tranquilo. Estoy seguro de que los equipos serán flexibles para permitirnos encajar esas cosas», concluyó Brawn.

S.B

Compartir