El equipo Williams dio a conocer el aspecto del FW43 para la temporada 2020 de Fórmula 1. Williams tocó fondo en 2018 y en 2019 se mantuvieron en la última posición, sumando únicamente un punto en la alocada carrera de Alemania.

Numerosos problemas económicos y estructurales dejaron a la histórica escudería una y otra vez al fondo del pelotón, con sus pilotos como principales candidatos a las últimas posiciones en clasificación y carrera.

El pasado año empezó mal desde el principio, ya que no tuvieron el coche a tiempo para el inicio de la pretemporada. Luego, perdieron a su director técnico Paddy Lowe, y no lograron remontar el vuelo en toda la temporada.

Ahora, aprendidas las lecciones, han realizado cambios en su proceso de trabajo y han incorporado nuevas caras a su personal para dar la vuelta a la situación. Les perjudica un reglamento estable que no permite grandes evoluciones, pero les favorece que a peor no pueden ir.

Para 2020, tras una temporada con Robert Kubica, cuentan con Nicholas Latifi como compañero del talentoso George Russell. El FW43 con motor Mercedes ha debutado en pista en manos del británico este lunes en la mañana en Barcelona.

El coche nuevo combina el blanco con el azul y el rojo, ganando este último un gran protagonismo en la decoración.

«Este año supone un nuevo comienzo para el equipo», dijo la directora adjunta de la escudería, Claire Williams.

«Hemos dedicado tiempo a abordar nuestros puntos débiles y nos hemos asegurado de tener a las personas, estructuras, procedimientos y recursos adecuados para crear coches competitivos. Estamos todos comprometidos a reconstruir Williams y devolver el equipo a la competitividad».

“Por tanto, nuestra temporada 2020 se trata de progresar. El espíritu de lucha sigue vivo, y este año, todos seguirán esa lucha hasta que volvamos a donde queremos estar».

S.B

Compartir