Carlos Sainz salió al todo o nada  en esta sexta etapa del Rally Dakar, la última de esta especie de primer tiempo antes de la jornada de descanso de este sábado. El piloto del Mini, ganador de la etapa el día anterior, largaba  primero y abría camino en las dunas del desierto catarí. Lo seguían bien de cerca Nasser Al Attiyah (Toyota) y Stéphane Peterhansel (Mini), sus principales rivales por el triunfo final en Qiddiya, segundo y tercero en la salida, siguiéndole la pista durante los 477 km del especial que tenía que llevarlos hasta Riad, la capital del reino, la ciudad más poblada del país supera los 5 millones de habitantes. Pero nunca  lograron alcanzarlo . Solo el francés con el tiempo ganó la etapa con un escaso margen de minuto y medio.

      COCHES CLASIFICACION SEXTA  ETAPA         

Sainz había planificado la carrera tramo a tramo. Preveía que sus dos rivales llegarían alcanzarlo  y le pasarlo en algún momento de la travesía. Cuando eso sucediera, él seguiría su rumbo tratando de perder la menor cantidad de minutos posible. Pero eso no paso. Nunca se los encontró. Fue duro abrir pista, descubrir el camino solo con las trazas de las motos que habían salido antes que él. Pero fue una alegría padecer ese sufrimiento con la única compañía de su copiloto, Lucas Cruz.

            COCHES: CALASIFICION GENERAL              

AC-E:Rally Dakar- Peterhansel-Sainz

 

Compartir