Norbert Michelisz se proclamó campeón del WTCR 2019 tras acabar por delante de Esteban Guerrieri, que fue golpeado desde atrás por Mikel Azcona cuando era líder.

Norbert Michelisz contra Esteban Guerrieri, ese era el desenlace de un intenso campeonato 2019 del WTCR. Diez puntos los separaban y ambos salían en primera línea, con el húngaro en la pole.

La situación antes de la salida fue frenética para Hyundai. Nicky Catsburg fue expulsado de la Carrera 3, por su toque a Yvan Muller, y los mecánicos tuvieron que trabajar en el auto de Michelisz por un problema de transmisión. Las cuentas eran claras: Guerrieri necesitaba ganar y que Michelisz no subiera al podio. La lluvia volvió poco antes de darse la salida, por lo que la elección de neumáticos volvía a ser clave mientras dirección de carrera declaraba la carrera en mojado.

Gabriele Tarquini era quinto en la parrilla por delante de Farfus, Ceccon, Vervisch, Girolami y Ma Qinghua. Esteban Guerrieri salió mejor que Norbert Michelisz, pero aún mejor que ellos arrancó Mikel Azcona, que se puso segundo saliendo tercero. Al paso por la primera vuelta Guerrieri se mantenía líder, con Azcona detrás. Kristoffersson, con otra primera vuelta de escándalo, se ponía tercero. Michelisz pasó ser cuarto, por lo que en ese momento perdía el título.

Azcona se convertía en un aliado para Michesliz al amenazar la primera plaza de Guerrieri. En la segunda vuelta salió el Safety Car al quedarse el auto de Farfus en una escapatoria.

El auto de seguridad se retiró con 10 vueltas para el final. Azcona acosó a Guerrieri y lo pasó a mitad de vuelta. Michelisz volvía a tener el título en sus manos, pero tres curvas después el argentino se tiró con todo para recuperar el liderato y el campeonato. En una media vuelta de locura, Azcona se puso primero, con Guerrieri y Kristoffersson empatados al paso por meta, y con Michelisz soldado a ellos. El húngaro empezó a acariciar el título al pasar Kristoffersson a Guerrieri, y el drama para el argentino se completó cuando recibió un toque crucial de Azcona.

Tras el golpe, el argentino se fue largo y ensució su radiador, empezando a perder posiciones porque su motor levantó temperatura. Norbert Michelisz se convertía en campeón a menos de 8 vueltas para meta.

La carrera se quedó en un mano a mano entre Azcona y su Cupra y el Volkswagen de Kristoffersson. Ceccon, tercero, estaba a casi 6 segundos de ellos luchando con Michelisz. De nuevo salía el Safety Car tras cumplirse la mitad de carrera al salirse Gordon Shedden y quedarse atrapado en la escapatoría. Quedaban cuatro vueltas cuando se retiró el Safety Car.

Azcona consiguió un puñado de metros de ventaja mientras Kristoffersson y Ceccon luchaban por la segunda posición. Pero el español entró un poco clavado en la recta trasera y perdió el liderato cuando quedaban tres vueltas. El español no se rindió, aunque con Ceccon encima tenía que mantener la vista en el retrovisor. Quedaban dos vueltas y no hubo cambios. Michelisz era quinto y Guerrieri, 22º tras un paso por los pits para limpiar el radiador.

En la penúltima vuelta, Kristoffersson tomó aire con Azcona y el español respecto a Ceccon. La última vuelta no dio lugar a sospresas y el sueco se hizo con una gran victoria. Mikel Azcona subía de nuevo al podio en segunda posición, con Kevin Ceccon tercero. Vervisch cerraba la participación de Audi con un cuarto lugar y Norbert Michelisz se proclamó campeón 2019 cruzando la línea en quinta posición. Tarquini, Girolami, Monteiro, Bjork y Leuchter completaron los 10 primeros. Esteban Guerrieri, tras su problema, solo pudo ser 22º pese a darlo todo por ser campeón, quedándose incluso con el récord de vuelta de la carrera y el subcampeonato.

Con estos resultados, Michelisz se consagró campeón con 372 puntos por delante de Guerrieri (349) y Muller (331); mientras que Girolami finalizó 7º con 225 unidades.

S.B

Compartir