Al igual que hace un año, Valtteri Bottas tendrá que recurrir a una cuarta unidad de potencia para completar todas las pruebas del calendario. El abandono a 20 vueltas del final del Gran Premio de Brasil dejó en duda si se podría utilizar este fin de semana en Abu Dhabi, y en víspera del arranque llegó la confirmación oficial: Bottas utilizará en Yas Marina una nueva unidad térmica.

Lo que no está claro es si Mercedes decidirá reemplazar también otros elementos de la unidad de potencia, o si como sucedió en el caso de Leclerc en Brasil, reemplazará únicamente el V6 y sólo sería sancionado con 10 posiciones en la grilla de largada.

La pasada temporada, Bottas tuvo más problemas de fiabilidad que Lewis Hamilton y se vio obligado a montar una cuarta unidad de potencia completa antes del Gran Premio de Bélgica para poder disfrutar de la última especificación, que lo obligó a salir desde la última posición. El finlandés fue capaz de remontar hasta la cuarta posición, algo a priori más sencillo en Spa que en el circuito de Yas Marina.

Un problema durante el Gran Premio de Austria de este año lo obligó a anticipar el estreno de la tercera unidad de potencia de la temporada en la siguiente fecha en Silverstone como precaución. 12 meses después, este revés llega a sólo 500 kilómetros del final del ciclo de vida de la unidad de potencia, aunque Bottas tiene aseguradoe el subcampeonato desde hace algún tiempo.

S.B

Compartir