El único Rebellion para las 4 Horas de Shanghai no tuvo rival en la clasificación, y la dupla de Gustavo Menezes y Bruno Senna completaron la tarea para derrotar a los Toyota TS050 Hybrid por la pole position general, en lo que supuso la superioridad de los LMP1 privados sobre los únicos de fábrica e híbridos.

Menezes fue el primero en salir a pista, y con un tiempo de 1:46.006 colocó al Rebellion #1 en la cima de la tabla, entregando rápidamente los controles a su compañero brasileño.

Detrás, Kamui Kobayashi llevó al Toyota #7 a la segunda posición, aunque a 0.507s de diferencia del líder provisional. El Ginetta de Charlie Robertson del Team LNT se colocó tercero, con el segundo Toyota #8 en la cuarta plaza con Kazuki Nakajima. Con Senna a los mandos del Rebellion se mejoró el promedio, y con un giro de 1:45.778 alcanzó el 1:45.892 para retener el primer sitio.

Conway hizo lo propio con el #7 de la marca japonesa con su vuelta de 1:47.958, poniéndose por unos instantes en la segunda plaza, pero sus opciones se terminaron con el ataque de los Ginettas del equipo LNT. Primero el #5 de Egor Orudzhev y Ben Hanley sobrepasó al mejor de los nipones, pero pronto su propio compañero en el #6 con Michael Simpson le quitó el honor de la primera línea por 1.200 segundos respecto a la dupla de Rebellion.

De esta manera, los Toyotas #7 -el de José María López- y #8 arrancarán desde la cuarta y quinta posición respectivamente, con una diferencia de 1.343s y 2.288s con relación a la punta.

S.B