Takaaki Nakagami continuará la próxima temporada en MotoGP de la mano de su actual equipo tras anunciarse este martes su renovación para 2020, convirtiéndose en uno de los últimos pilotos de la categoría reina en asegurar su asiento de cara al próximo campeonato.

En su segundo año a bordo de la Honda RC213V defendiendo los colores del LCR Honda Idemitsu, el japonés demostró progresos constantes en su manejo que se vieron traducidos en mejores resultados en la categoría de MotoGP. Clasificado en nueve ocasiones en el top 10 y una mejor posición en Mugello al finalizar 5º, el piloto japonés ya acumuló más del doble de puntos que en su campaña anterior como rookie de la categoría reina del Campeonato del Mundo.

Nakagami llega a su carrera de casa, el Gran Premio de Japón, con un nuevo contrato de un año con LCR Honda Idemitsu. Todos los involucrados están contentos de continuar la relación y esperan más progresos del piloto de 27 años.

Tras la carrera de Motegi, Nakagami se someterá a una operación en el hombro para resolver una lesión que lo preocupó a lo largo de la temporada. La naturaleza de la operación justifica un largo periodo de recuperación, lo que obliga al japonés a terminar su temporada 2019 antes de lo previsto.

Al realizar la operación ahora, Nakagami aspira a estar en plena forma de cara al primer test del año 2020 que se celebrará en Sepang a partir del 7 de febrero.

S.B

Compartir