Álvaro Bautista consiguió un trabajado triunfo por delante de Jonathan Rea y Topak Razgatlioglu, en lo que fue la primera competencia del fin de semana para el Superbikes, en El Villicum. Por su parte, Leandro Mercado terminó en la 9ª colocación.

Minutos antes del arranque, varios pilotos acudieron a Dirección de Carrera para pedir la cancelación de la prueba por la suciedad en el asfalto. Tras ser rechazada la petición, algunos corredores tuvieron que volver a los boxes a toda prisa para salir a pista, mientras que otros optaron por no tomar la salida y la carrera arrancó con la grilla formada por sólo 12 integrantes.

Todos los de la primera fila estaban en su casilla. Rea aceleraba mejor que nadie y tomaba el liderazgo en la salida. El ya campeón incluso se tocaba con Bautista en la primera curva para defender su posición y el español caía a la tercera plaza, por detrás de Michael van der Mark y por delante de Razgatlioglu.

Tras deshacerse del holandés en la recta de atrás gracias la potencia de su Ducati, el #19 se fue a por el de Kawasaki. Antes del paso por meta ya tomaba la primera posición y ponía la directa. Rea no cedía y a pesar de alejarse por momentos, la diferencia entre ambos no superaba el medio segundo e incluso le enseñaba la moto en alguna ocasión.

Sin embargo, la resistencia del pentacampeón del mundo duró poco más de media carrera. El de Ballynure decía basta y veía cómo su rival se escapaba. Bautista se iba más de dos segundos y se marchaba hacia su 16º triunfo del año.

Con una diferencia que llegó a ser de más de cuatro segundos, el norirlandés parecía tener encarrilada la segunda posición, pero un error a siete vueltas para terminar permitía a Razgatlioglu, que se había deshecho de van der Mark, echarse encima de él. El turco se enganchaba a rueda de la Kawasaki oficial, que tuvo que pelear hasta la última vuelta para ser segundo.

Con su tercera posición, Razgatlioglu se proclama campeón de los pilotos independientes y además se aúpa a la tercer aplaza del campeonato, por delante de Lowes, que fue quinto, y van der Mark, cuarto.

A pesar de todas las quejas por el asfalto, los 12 pilotos que tomaron la salida cruzaron la línea de meta en una carrera sin caídas, si bien el ritmo y las diferencias no fueron normales.

S.B

Compartir