El asesor de deporte motor de Red Bull, Helmut Marko, confía en que el próximo año podrán dar batalla a los motores Ferrari y Mercedes.

Con Honda progresando mucho este año para conseguir sus primeras victorias desde que regresó a la F1 en 2015, Marko sostuvo que las indicaciones apuntan a cosas aún mejores para la próxima temporada. «Desde el punto de vista del chasis, creo que estaremos mucho mejor preparados que este año», aseguró Marko sobre las esperanzas para 2020 en una entrevista exclusiva con Motorsport.

«Y el desarrollo que está teniendo lugar en Honda nos hace creer que el año que viene estaremos al mismo nivel de potencia que Mercedes y Ferrari, de forma consistente», agregó al respecto.

Marko cree que el verdadero potencial de Honda para este año se vio ligeramente frenado por las preocupaciones del mapeo de motor, algo que, en su opinión, no será un problema en 2020. «Creo que están haciendo un gran trabajo y tenemos que hacerlo paso a paso», explicó.

«Sabemos que en el pasado tuvieron grandes problemas de fiabilidad y que estaban preocupados, pero hasta ahora no tuvimos ningún problema de motor en toda la temporada. Creo que están haciendo las cosas correctas y el trabajo adecuado. Creemos que el año que viene no seremos terceros», añadió.

La fe de Marko en el potencial para el próximo año se produce en el contexto de las preocupaciones del campamento de Max Verstappen por el hecho de que Red Bull no sea capaz de ofrecer lo que se necesita para luchar por el título. Pero como hace tiempo que Red Bull prometió intentar hacer de Verstappen el campeón más joven de la F1, Marko aceptó que la presión está sobre ellos.

Cuando se le preguntó si veía el 2020 como un año crucial, Marko dio su punto de vista. «No diría que es crucial. Es el último año en el que podemos hacer de Max el campeón más joven de la Fórmula 1 y tenemos que cumplirlo. Pero lo sabemos y es parte de nuestro ADN. Tenemos que ganar, sí. No es crucial, es imprescindible», finalizó.

S.B