La Fórmula 1 se está preparando para una posible interrupción durante el fin de semana del Gran Premio de Japón, ya que cada vez es más probable que Suzuka se vea afectada por el súper tifón Hagibis. La Agencia Meteorológica Japonesa expresó en su último pronóstico que el tifón azotará Japón el sábado y el domingo, lo que traerá consigo vientos violentos y fuertes lluvias.

Las últimas predicciones son que Suzuka se enfrentará a lo peor de este fenómeno el sábado, aunque el momento y el lugar exactos en que el tifón tocará tierra aún no son seguros. Sin embargo, las primeras predicciones sugieren una velocidad del viento de 160 kilómetros por hora en el centro del tifón, con ráfagas que podrían alcanzar los 225 kilómetros por hora.

El impacto de estas condiciones meteorológicas haría improbable que hubiera acción en pista, lo que significaría un cambio en el programa de competencia de la carrera nipona. La última vez que esto sucedió fue en 2004, cuando la clasificación se postergó hasta el domingo debido a un tifón.

La FIA aseguró que está siguiendo de cerca la situación meteorológica y trabajando de manera estrecha con los organizadores del circuito, la Federación Japonesa de Automóviles y la F1 para ver si es necesario tomar alguna medida, o bien, modificar el cronograma.

Si bien a principios de esta semana había indicios de que el tifón podría azotar el domingo, ahora parece probable que pase un día antes de lo previsto, lo que significa que la carrera no se vería amenazada por ello.

S.B