Mercedes irá a Japón con un pequeño paquete de actualizaciones esperando encontrar el ritmo que lo iguale a Ferrari. Aunque el fabricante de automóviles alemán logró una victoria en Rusia, sabe que su éxito se debió a la buena sincronización de su detención en boxes con la salida de un Auto de Seguridad Virtual.

Con Ferrari siendo el más rápido en todas las carreras desde las vacaciones de verano, Mercedes sabe que actualmente está en desventaja. Antes de viajar a Japón, Toto Wolff, jefe de Mercedes Motorsport, reconoció que esperaba que los acontecimientos marcaran la diferencia, pero que no habría una transformación drástica en el ritmo. «La victoria en Sochi no cambia el hecho de que Ferrari haya empezado la segunda parte de la temporada con más fuerza que nosotros», afirmó Wolff.

«Llevaremos algunas mejoras menores al coche en Japón, que esperamos nos ayuden a dar un paso en la dirección correcta. Sin embargo, sabemos que necesitamos extraer absolutamente todo de nuestro auto y de los neumáticos si queremos ser capaces de luchar por una victoria», aseguró.

Wolff sostuvo después del Gran Premio de Rusia que el cambio de enfoque del equipo hacia 2020 llevó a reducir la velocidad en el desarrollo del coche de este año, un factor que contribuyó a que Ferrari se conviertiera en el equipo a batir. Asimismo, el equipo italiano cree que su forma se vio reforzada al adelantar el trabajo de desarrollo previsto para el año que viene.

A pesar de sus actuaciones después de las vacaciones de verano, Ferrari sigue por detrás de Mercedes por 162 puntos a falta de cinco carreras para que concluya el campeonato.

S.B