Los tres pilotos del Toyota #8 lograron la primera victoria de la temporada. Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley, ayudados por la nueva norma de hándicap, que lastró a sus compañeros en el otro auto del fabricante japonés, se mostraron intocables durante las 6 Horas de Fuji.

Con la nueva norma de penalizar al vencedor de la carrera anterior, la prueba se vio privada de una lucha frente a frente entre los dos Toyota. Kamui Kobayashi, Mike Conway y José María López no pudieron hacer gran cosa más que batir al resto de LMP1, ya que ningún incidente le provocó problemas al #8, ni siquiera un chaparrón que obligó a que ambos autos pusieran neumáticos intermedios por unas vueltas.

Completó el podio de la categoría, el Rebellion de Bruno Senna, Norman Nato y Gustavo Menezes que cruzaron la meta a dos vueltas de los Toyota.

La próxima fecha de la especialidad se llevará a cabo el 8 de noviembre para disputar las 4 Horas de Shanghái​, en China.

S.B

Compartir