El Toyota #8 lideró las dos sesiones de entrenamientos del Mundial de Resistencia en Fuji, donde el #7 de José María López fue quinto en el segundo ensayo.

Al igual que en la primera sesión de entrenamientos, el Toyota TS050 Hybrid #8 lideró la segunda sesión, esta vez en manos de Kazuki Nakajima.

En lo que pareció ser un simulacro de clasificación, Nakajima estableció un punto de referencia inicial de 1m25.623s, 1s7 por debajo del tiempo de Sebastien Buemi en la FP1.

Ese registro no fue cuestionado durante el resto de la sesión de 90 minutos, con el Rebellion Racing #1 terminando de nuevo en segundo lugar, esta vez a 1.419s de la punta.

Norman Nato, en el auto #1, giró en 1m27.042s para quedar medio segundo por delante del mejor de los Ginetta, el #5 conducido por Egor Orudzhev, respaldado por SMP Racing.

El Ginetta G60-LT-P1 #6 de Charlie Robertson fue el cuarto más rápido por delante del Toyota #7 ganador de Silverstone de José María López, que fue el más lento de los cinco autos LMP1.

El mejor tiempo del #7, que había sido tercero en la primera práctica, llegó por cortesía de Mike Conway, en 1m28.171s, que lo situó a 2s5 del ritmo establecido por Nakajima y a una décima parte del segundo Ginetta.

S.B